HOMEOPATÍA Y ACUPUNTURA PARA LA HIPERSENSIBILIDAD A LOS RUIDOS FUERTES (COHETES, PETARDOS, TORMENTAS, GOLPES Y OTROS).

Por 

Álvaro Millán Macías, veterinario Acupuntor diplomado IVAS y Homeópata.

 

Los ruidos se han convertido en un auténtico problema para muchos animales, sobre todo aquellos que viven en ciudades donde hay una intensa contaminación acústica. Las alteraciones conductuales, con predominio del miedo y la ansiedad, comienzan cuando la audición se convierte en un órgano sensorial prioritario para relacionarse con el entorno junto con la vista, en detrimento del olfato. La olfacción se va viendo restringida durante el crecimiento y desarrollo, debido a las normas de convivencia humanas, por lo que el animal se ve obligado a usar y potenciar el ojo y el oído para conocer y valorar el entorno. Este cambio de orden en el reconocimiento del ambiente resulta antinatural y favorece el desarrollo de miedo ante lo que no es reconocible en la distancia. Si a esto sumamos la mayor agudeza auditiva de los animales respecto a los humanos, no se puede esperar otra cosa que un amplio abanico de síntomas mentales y físicos como consecuencia del temor a los ruidos fuertes.

 

               La Homeopatía y la Acupuntura pueden ayudar a paliar los efectos en el organismo de la pirotecnia, las tormentas y otros tipos de sonidos aterradores, los cuales tienen un claro carácter traumático y son factores agresores externos del sistema nervioso central.

 

               Tanto la Homeopatía como la Acupuntura tienen capacidad para equilibrar el organismo en todos los aspectos y, por tanto, también serán útiles en los problemas de comportamiento derivados de ruidos fuertes. Incluso cualquier síntoma físico asociado, como pudieran ser la salivación excesiva, las convulsiones o la diarrea, será controlado si se logra apaciguar la mente con estas terapias. Se pueden aplicar juntas o separadas, siendo más beneficiosa la combinación adecuada de ambas. Para ello conviene empezar por la Homeopatía, pues dispone de numerosos remedios para la hipersensibilidad a los ruidos y a ellos se puede asociar un punto de Acupuntura cuyo efecto es sinérgico (incremento conjunto de la acción de los dos tratamientos). Estos puntos estimulan las funciones corporales que están en deficiencia.

 

               Los principales remedios homeopáticos y sus puntos de Acupuntura asociados son los siguientes:

 

  • Borax: hay hipersensibilidad al más mínimo ruido o golpe inesperado. El nerviosismo es intenso. El paciente tiene de base un carácter inquieto y tendente a la irritabilidad. El síntoma clave para su elección es la existencia previa o concomitante de un gran temor a movimientos de descenso (ascensor, escaleras, acostarse, inclinarse, avión, etc.). El punto de Acupuntura asociado es el 1B (1 de Bazo).

 

  • Phosphorus: es el medicamento de elección en animales sumamente amigables y sociables, con un carácter adorable y amoroso. Se relaciona con todos y tiene una gran curiosidad por el entorno. Este paciente derrocha felicidad y su actitud ante la enfermedad es admirable, siguiendo hacia delante incluso en estados de debilidad física. Hasta en los animales es visible ese positivismo. Sin embargo, hay tendencia al miedo generalizado por ser tan sensible emocionalmente. La compañía física o a través de medios de comunicación (radio, música) mejora la ansiedad por el ruido fuerte. El punto de Acupuntura asociado es el 3R (3 de Riñón).

 

  • Calcarea carbonica: el paciente tiene rasgos similares al anterior en cuanto a su buen carácter, sensibilidad emocional y miedos generalizados, pero se diferencia en que constitucionalmente es tranquilo, introvertido, friolero y lento en sus movimientos (parece cansado). Cuando se produce el estruendo, la actitud cambia y pierde el control, deseando huir lo más lejos posible. No atiende a nada ni escucha a nadie, sólo quiere escapar. El punto de Acupuntura asociado es el 11P (11 de Pulmón).

 

  • Aconitum napellus: es uno de los principales medicamentos para los efectos de sustos, entre ellos ruidos fuertes. El miedo y la ansiedad son extremos, con irritabilidad y agresividad asociados. Hay tendencia a esconderse, no queriendo salir a la calle. Este remedio se caracteriza por tratar cuadros fiebre por golpes de viento estando transpirado, quedando la sudoración atrapada en el cuerpo. Por tanto, su efecto físico es diaforético. Se debe tener en cuenta este hecho porque el trastorno emocional puede dar paso a estos síntomas físicos como una consecuencia del bloqueo energético del organismo. El punto de Acupuntura asociado es el 44VB (44 de Vesícula Biliar).

 

  • Argentum nitricum: existe la sensación de que el tiempo pasa muy lentamente, de modo que la inquietud y la impaciencia son rasgos distintivos del carácter. No es capaz de estar quieto y deambula de un lado para otro. Su carácter nervioso contrasta con su tendencia al silencio, canalizando la energía por las extremidades con el movimiento en lugar de vocalizaciones. La compañía mejora su miedo generalizado, siendo frecuente el miedo a la calle y a las multitudes. Puede tener la sensación de que los edificios se le caen encima, huyendo de lugares estrechos sin motivo aparente para los demás. Hay una clara agravación sintomática por el calor. El punto de Acupuntura asociado es el 2H (2 de Hígado).

 

  • Lachesis mutus: el miedo y la hipersensibilidad a los ruidos se manifiesta por vocalizaciones incesantes. Los perros son los mejores ejemplos y habituales de este remedio, ladrando sin parar como forma de canalizar su temor. De por sí ya son locuaces, aprendiendo a pedir y exigir todo “hablando”. Tienden a ser pacientes calurosos y con apetito sexual (montan muñecos, cojines, piernas, otros animales, etc.). El punto de Acupuntura asociado es el 10R (10 de Riñón).

 

  • Arsenicum album: se parece a Argentum nitricum, pero se diferencia en que la ansiedad y la inquietud se acompañan de postración física. El paciente quiere moverse, pero se da cuenta que no puede. De ahí que su actividad física se vea limitada a mover constantemente los ojos, la cola o una parte del cuerpo mientras está tumbado, sentado o parado. En resumen, es inquieto mentalmente pero débil físicamente. Esto no quiere decir que no pueda caminar o correr en un momento dado, sobre todo de noche que es cuando se agravan sus síntomas (sale de la cama constantemente). Suele haber miedo a todo y un especial interés por la muerte (en humanos la teme, pero habla mucho de ella). También hay tendencia a la obsesión y la compulsión en el carácter (no tolera cosas fuera de lugar). El punto de Acupuntura asociado es el 3B (3 de Bazo).

 

  • Gelsemium sempervirens: es uno de los principales remedios de los trastornos emocionales de carácter agudo, entre ellos el miedo en general. La consecuencia física puede ser parálisis, convulsiones, vómitos y/o diarrea. La ausencia de sed es un síntoma clave. Hay agravación por el calor y tendencia a la agresividad. El punto de Acupuntura asociado es el 1R (1 de Riñón).

 

  • Causticum: otro de los medicamentos para los pacientes que están llenos de temores y tienen sobresaltos por todo tipo de ruidos. La conducta es melancólica y taciturna, tendiendo al llanto y la tristeza. La sensibilidad emocional hace que muestre empatía hacia los demás, existiendo esta emotividad en otros remedios para hipersensibilidades como Phosphorus y Nux vomica. Como es lógico, el ruido fuerte genera ansiedad y acentúa los miedos. Los efectos físicos del shock mental se reflejan en la actividad muscular, ya sea en forma de parálisis, convulsiones o córea. El punto de Acupuntura asociado es el 1R (1 de Riñón).

 

  • Ignatia amara: de primera elección para cuadros de histeria motivados por trastornos emocionales de todo tipo. El bolo histérico (crup laríngeo) y las convulsiones suelen ser una de sus consecuencias físicas más frecuentes. Su acción es corta y poco duradera, limitándose a cuadros agudos. Hay aversión a la compañía y al aire libre (se aísla, busca la soledad). El punto de Acupuntura asociado es el 9C (9 de Corazón).

 

  • Natrum muriaticum: el más considerado para el tratamiento de trastornos mentales de todo tipo, sobre todo si son de larga duración y cuando Ignatia amara deja de ser útil. Hay hipersensibilidad a los ruidos y un carácter irritable y solitario, con gran aversión a la compañía. Se parece a Ignatia en el aislamiento, la depresión y la soledad, pero el aire libre le mejora (se anima con el paseo). El paciente es recurrente en sus pensamientos (rumia mental), desarrollando obsesiones y compulsiones. El punto de Acupuntura asociado es el 9B (9 de Bazo).

 

  • Nux vomica: es de la misma familia que Ignatia amara. Existe hipersensibilidad emocional, física y sensorial (ruidos, luz, etc.), afectando al paciente todo tipo de estímulos externos e internos por su bajo umbral de excitación nerviosa. En consecuencia, el carácter es ansioso, impaciente, irritable y agresivo. Suelen ser pacientes dominantes y fuertes, pero cercanos, protectores y compasivos con el sufrimiento ajeno como parte de su especial sensibilidad emocional. Los efectos físicos más comunes del miedo al ruido fuerte es el espasmo de la musculatura lisa (cólicos, vómitos, diarrea) y estriada (convulsiones). El punto de Acupuntura asociado es el 1H (1 de Hígado).

 

  • Lycopodium clavatum: otro de los mejores medicamentos para pacientes hipersensibles en general a las emociones y factores externos, con un carácter irritable que descarga pasionalmente contra su entorno, ya sea por cercanía física o afectiva (seres queridos, familia, personas y animales de confianza). Respetan al desconocido, pero cuando gana en confianza lo atacan mental o físicamente para dar validez a una fortaleza inexistente, pues en su interior son débiles y cobardes (no lo admite y culpa a los demás de sus miedos, llegando a la agresión física). Las reacciones histéricas, incluso a los ruidos fuertes, son habituales. Son pacientes difíciles de tolerar, pues no aceptan la ayuda ajena y no desean curarse (tercos, se aferran a una situación insegura por miedo a lo desconocido). El punto de Acupuntura asociado es el 3H (3 de Hígado).

 

  • Belladonna: el miedo a los ruidos, la luz e incluso el agua se manifiesta con un comportamiento agresivo y violento que se acompaña de dilatación pupilar, enrojecimiento de los ojos y aumento de la temperatura corporal. Es el medicamento de las inflamaciones en Homeopatía, de modo que la fiebre, el calor, el rubor, el dolor y la tumefacción son signos que pueden coexistir con la alteración mental. El punto de Acupuntura asociado es el 2TR (2 de Triple Recalentador).

 

  • Rhododendron: es el principal remedio del miedo a las tormentas y los temporales de lluvia y viento. El animal se pone nervioso antes de que comiencen los truenos, por lo que tiene una gran sensibilidad a los cambios atmosféricos (presión, humedad, carga eléctrica). Pueden desarrollarse dolores neurálgicos asociados a la alteración nerviosa. El movimiento y el ejercicio mejoran la ansiedad. El punto de Acupuntura asociado es el 38VB (38 de Vesícula Biliar).

 

Como anotación final, todos los puntos de Acupuntura nombrados en cada remedio pueden asociarse al 20VG, siendo un punto genérico para equilibrar la mente y complementario a la puntura de un meridiano principal (no reduce la eficacia de la estimulación del canal energético en deficiencia).


Comparte este contenido
Go to top